ticket icon

¡Comprar entradas!

¿Cuándo quieres venir?

El flamenco es espontaneidad

david-moreira1-560x435
La improvisación y la espontaneidad son dos cualidades sin las que el flamenco no sería flamenco y pudimos verlo en Cardamomo cuando el viernes 31 de Agosto, se subió al escenario David Moreira, uno de los violinistas de flamenco más reconocidos e importantes, para tocar en el fin de fiesta por bulerías.

Porque Cardamomo es un lugar de músicos y artistas flamencos, llenos de generosidad, con ganas de compartir y de sentir el calor del público cercano que tiene este tablao.

En la última semana de Agosto, en el cuadro de Rubén Puertas contamos con los cantaores Enrique Bermúdez “El Piculabe” y Joni Cortés, que sustituyeron a los cantaores programados, para regalarnos una noche llena de flamenco en estado puro.

Enrique “El Piculabe” es uno de los cantaores que más peso está cogiendo en la escena del flamenco actual, lo demuestra el hecho de que en su disco “Camino y tiempo” colaborasen artistas tan importantes Pepe Habichuela, José Miguel Carmona, “El Negri” o el gran guitarrista  -que tristemente nos dejó- Moraito Chico. También que algunos críticos comparen su estilo de cantar con el del mismo Camarón. Y es que arte no le falta, en Cardamomo tuvimos la suerte de escucharle cantar una preciosa soleá a la guitarra de Carlos Orgaz.

Joni Cortés, cantaor andaluz que ha formado parte de importantes compañías de flamenco -Joaquín Cortés, Manolete, Merche Esmeralda o más recientemente la de Antonio Gades- interpretó una taranta, palo flamenco que pertenece a los llamados “cantes del Levante”, palos jondos que tienen su origen en tierras murcianas.

Rubén Puertas y Alejandra Gaudí abrieron el espectáculo bailando por tientos, Alejandra interpretó una seguiriya y Rubén una soleá por bulerías. Ambos bailaores demostraron una técnica muy trabajada, llena de matices, piruetas y zapateados que dejaron al público embriagado de flamenco.

Irene Blanco.


Categorías:


buy tickets
¡Comprar entradas!